Entradas

La utilización de videojuegos en educación es un fenómeno que llegó para quedarse. ¿Cuáles son los videojuegos más adecuados para iniciarse? ¿Qué precauciones debemos considerar al usarlos? Qué mejor que abordar esta cuestión con Roblox, la sensación del momento, un videojuego con más de cien millones de usuarios. En esta guía rápida de Roblox para docentes analizaremos cómo lo hemos empleado con éxito dentro del marco de un proyecto para la educación digital de los jóvenes.

¿Qué es Roblox?

Según sus creadores, Roblox es una plataforma de videojuegos desarrollados por sus propios usuarios. Funciona a la vez como una red social con un público mayoritariamente entre 6 y 12 años. En ella, los usuarios pueden monetizar sus propios juegos mediante una moneda virtual, el Robux, y posteriormente canjearla por dinero.

Con sede en California, la compañía gestiona la infraestructura, da soporte a la comunidad y se ocupa de su seguridad. Tiene un sitio web enfocado a desarrolladores donde proporcionan tutoriales que abarcan multitud de temas sobre diseño, desarrollo y marketing.

Dave Baszucki, uno de los fundadores y CEO de Roblox, alumbró la idea tras su experiencia con otro proyecto anterior: Knowledge Revolution. Esta firma de tecnología educativa se convirtió en la semilla que dio lugar al gigante del entretenimiento. La segunda iteración de la idea de Baszucki engloba una red social, experiencias inmersivas, herramientas para la creación de modelos 3d y una extensa comunidad de desarrolladores.

Roblox black logo.

¿Por qué deberías conocer Roblox?

Aunque Roblox empezó con solo 100 jugadores y un puñado de creadores, en 2019, esta cifra se multiplicó por un millón. ¿Más datos? 50 millones de juegos alojados en la plataforma y un tiempo de juego acumulado de un billón de horas mensuales.

Aprovechar el abrumador éxito de Roblox entre los jóvenes, en beneficio de la enseñanza, es una opción muy atractiva. La potencia y versatilidad de su motor de videojuegos, llamado Roblox Studio, unidos a la extensa documentación y a su nutrida comunidad de creadores, garantizan una excelente primera experiencia para desarrolladores en ciernes.

Guía de Roblox para docentes: cómo usarlo en el aula

Roblox es una plataforma lo suficientemente potente y flexible para diseñar experiencias envolventes de forma satisfactoria. Pero, ¿en qué contexto decidimos utilizar esta tecnología como apoyo en nuestras aulas STEAM? Comenzaba el año académico y teníamos un grupo heterogéneo con intereses muy dispares. Programación, modelado 3D, electrónica y construcción de maquetas eran solo algunos de los temas que queríamos abordar durante el curso.

Buscando una idea para el proyecto

En una primera sesión de toma de contacto, los escolares de 9 a 11 años, decidieron que diseñar su propia ciudad sería una buena idea. Por nuestra parte, los docentes, pensamos que podrían aprender algunos conceptos sobre urbanismo, modelismo y algo de electrónica (semáforos, paneles luminosos o farolas). Incluso con algo de suerte algún alumno diseñaría unos cuantos modelos de árbol para imprimir en 3d. Sin embargo, pronto descubrimos que varios alumnos no se sentían del todo seguros con los procesos manuales que requería construir la maqueta.

Roblox es una plataforma que conocíamos muy bien puesto que ya habíamos utilizado previamente el desarrollo de juegos en Roblox como pretexto para enseñar pensamiento computacional. Roblox Studio utiliza un flexible lenguaje de scripting llamado Lua. Es un lenguaje basado en C, que admite programación orientada a objetos.

Ventajas de Roblox como herramienta para docentes

De pronto la idea de utilizar Roblox como vehículo para nuestro proyecto cobró fuerza. Por una parte, podríamos aprovechar la nutrida biblioteca de modelos creados por los usuarios y compartidos de forma gratuita a través de la plataforma. De esta manera, y gracias a dicha reutilización, ahorraríamos tiempo y nos enfocaríamos en aquellos elementos que considerásemos más interesantes.

En segundo lugar, la posibilidad de poder importar modelos propios en 3d nos permitiría extender el abanico de elementos disponibles, a la par que incluir el modelado 3d dentro de la ecuación. Ciertos alumnos ya conocían algunos software de modelado, motivo por el cual les sugerimos la idea de crear algún elemento desde cero.

Otro punto interesante es la posibilidad de combinar los distintos objetos de forma intuitiva y ver el resultado de forma inmediata. En este punto me gustaría apuntar que es importante postergar el uso de la herramienta hasta el momento en el que el bosquejo del proyecto está listo en el papel. De lo contrario, es muy posible que el escolar se limite a incluir elementos sin ningún plan previo. Lo cual, si bien puede ser interesante en una primera toma de contacto con el programa, no obedece al objetivo que nos hemos marcado.

Por último y como guinda del pastel, con una mínima introducción a la programación en Roblox podíamos añadir una capa de profundidad y realismo a nuestra simulación de ciudad. Conceptos como: ciclos noche-día, personajes no jugadores con los que interactuar o vehículos, eran fácilmente abordables mediante una programación básica.

Roblox Studio para docentes, creando una ciudad.

Distintos roles para distintas tareas

El volumen de tareas a completar puede abrumar en un primer momento. Es posible abordar un proyecto de estas dimensiones desde dos enfoques: todos los integrantes del grupo hacen y deciden sobre todo, o bien se dividen las tareas.

Aunque ambas opciones tienen sus pros y sus contras yo me decanto por el enfoque de trabajo por roles, principalmente por dos motivos. Por lo general un alumno no suele estar interesado más que en una o dos de las facetas involucradas en el desarrollo. Por otro lado, trabajar sobre un rol en especial permite estar más concentrado en la tarea y ser más productivo. No olvidemos que el número de horas para desarrollar estos proyectos suele ser reducido.

Perfiles imprescindibles en el desarrollo de videojuegos

Otro factor a tener en cuenta es que, al dividir el trabajo, e alumno puede hacerse una mejor idea de en qué consiste su función en el mundo laboral. Para el proyecto que nos ocupa una división en cuatro perfiles resulta suficiente. No podemos obviar definir sus funciones en esta guía de Roblox para docentes:

  • Un diseñador: Crea las ideas y las reglas que definen el juego o experiencia. Decidirá sobre como luce el entorno de juego y cuales son sus elementos principales. Algunas tareas del diseñador son: documentarse, supervisar que el trabajo de los compañeros conduce al propósito del proyecto y probar el producto.
  • Un programador: Dota de funcionalidad a los distintos elementos mediante el uso de un lenguaje de programación, Lua en este caso. El programador debe entender cómo funcionan los distintos elementos del juego: personajes, objetos, escenas, etc. Y además, se ocupa de programar las funciones de la interfaz de usuario: menús, marcadores de vida o de riqueza, indicadores de habilidades, etc.
  • Un artista: Da forma a los distintos elementos gráficos o de sonido que usaremos. Por ejemplo, un juego necesitará modelos en 3d para representar personajes u objetos, imágenes para los menús, botones, ventanas, efectos de sonido y música.
  • Un diseñador narrativo: Escribe la historia en la que se basa el juego, y decide la forma de transmitirla al jugador, lo cual tiene más implicaciones de lo que parece. No sólo abarca conversaciones de personajes, misiones o animaciones; sino también es necesario ocuparse de la forma en la que se instruye al jugador para que comprenda las mecánicas de juego (como por ejemplo en los tutoriales).

Ideas de proyectos en Roblox para docentes

En nuestro caso basamos el proyecto en el diseño de una ciudad, lo cual permitió introducir a los alumnos en conceptos básicos de urbanismo. Sin embargo, la flexibilidad de Roblox nos permite explorar virtualmente cualquier tema que se nos ronde la cabeza, lo cual nos animó a escribir esta guía de Roblox para docentes. Citemos algunas posibilidades más:

  • Hospital: ¿tienen nuestros alumnos inquietudes acerca del sector sanitario? Construyamos un hospital y comprobemos cuanto sabemos sobre los profesionales que cuidan de nuestra salud.
  • Operación de rescate: los valientes pondrán a prueba sus nervios de acero con la simulación de una operación de rescate. ¿Unos turistas atrapados en una isla volcánica? Veamos si llegamos a tiempo para sacarlos con vida.
  • Parque de atracciones: ¿alma de empresarios? Diseñemos una experiencia digna de que nuestros visitantes se rasquen la cartera y de paso ganemos uno puñado de Robux.
  • Gestión de residuos: los preocupados por el medio ambiente tendrán la posibilidad de poner en práctica sus ideas sobre gestión de residuos. ¿Qué tal si manejamos la flota responsable de recoger la basura? ¿Y si la basura se genera cada vez a mayor velocidad según pasa el tiempo de juego?

¿Te has animado a poner en práctica alguna de estas ideas? Puedes ver el siguiente video para instalar Roblox Studio en tu equipo :)

Retos al trabajar con videojuegos

Hemos tenido que lidiar con algunos retos al trabajar con alumnos jóvenes, en nuestra experiencia con el desarrollo de videojuegos. Mencionaremos unos cuantos:

  • Dificultad para alcanzar un consenso: Los alumnos quedan enfrascados en disputas sobre qué es necesario cambiar en el juego, impidiendo el avance. Preguntemos: ¿tiene claro cada miembro del grupo las responsabilidades de cada rol? La comunicación es clave, el desarrollo de un juego, por pequeño que sea, es un proyecto colectivo.
  • Perdidos: Un desarrollador que dedica gran parte del tiempo a probar el juego es la imagen de un participante confundido. En las fases tempranas del desarrollo se trata de crear el mundo de juego, modelar el terreno, añadir elementos arquitectónicos, ir ajustando para que todo esté en su sitio. Después llegará el momento de añadir personajes a la escena y probar el juego, pero no antes. La pregunta cuando vemos un alumno perdido es: ¿hemos completado la etapa de planificación? ¿quedaron las decisiones de diseño reflejadas en un papel? En caso contrario, es necesario volver atrás y asegurarnos de que tenemos los bocetos del nivel antes de continuar.
  • Reiterados cambios sobre el diseño: Cabe preguntarse, ¿existió alguna vez un consenso entre los participantes? El consejo es: mejor empezar por un juego pequeñito pero finalizable. Más tarde llegará el momento de ir ampliando con nuevas mecánicas o personajes. Ayudará tener un boceto detallado del nivel y un listado de elementos con los modelos necesarios, músicas, misiones, etc.
  • Clichés y juegos violentos: Por alguna razón, en la mitad de los desarrollos están implicados zombis y armas. Propongamos temas que se salgan de lo común. Hagamos ver al escolar que la originalidad es un plus. El mundo ya tiene suficientes juegos de disparos. Repasar un listado de posibles temas estimulará la inventiva de los participantes.

Para saber más

¿Os resultó de utilidad esta guía de Roblox para docentes? ¿Estáis utilizando ya los videojuegos como apoyo para la enseñanza de vuestra materia? Os invitamos a comentar y a enriquecer el debate.

Aquellos interesados en profundizar podéis revisar la serie de videos introductorios que hemos creado en Youtube sobre desarrollo con Roblox. Os invitamos a suscribiros al canal para estar al tanto de nuevas herramientas en educación digital.

Otros recursos de utilidad son:

  1. La web oficial de desarrolladores de Roblox: Robox Developer Hub
  2. Jagneaux, D. (2018). The Ultimate Roblox Book: An Unofficial Guide. EE.UU.: Simon & Schuster, Inc.
  3. Nuestra guía de Roblox en Udemy: Tutoriales básicos de Roblox Studio
  4. Nuestro curso de Programación en Lua: Programación en Roblox Studio: Programa tus videojuegos
  5. Nuestro artículo Roblox Studio: Descubriendo el motor de videojuegos detrás del fenómeno.